Ya nadie lee. Perfecto para empezar de nuevo.

Hace un tiempo que no escribo, y es que dicen que ya nadie lee blogs, que solamente sirve escribir por cuestiones de posicionamiento web y que con las redes sociales la gente tiene bastante.

Probablemente sea cierto, porque yo recuerdo perfectamente esa época en la que guardaba cuidadosamente en la sección de favoritos de mi ordenador un listado de blogs que leía cada mañana. Sabía de memoria a qué hora se actualizaba cada uno con alguna nueva publicación y las esperaba como agua de mayo. Blogs clasificados por categorías: decoración, moda, cocina, viajes, belleza, maternidad, bienestar, manualidades… El primer paso del cambio fue la pérdida de categorías, cuando muchos de ellos pasaron a englobarse en un mismo cajón denominado “lifestyle”. Aunque me dio mucha pena, es un cambio que yo misma experimenté porque hablar siempre de lo mismo me resultaba tremendamente aburrido. Así que en cierto modo entiendo esta diversificación de muchos de ellos.

Cuando abrí el blog estaba embarazada y tenía mucho tiempo libre, así que hacía manualidades, muchísimas manualidades…y de eso iba el De rosas y baobabs original. Después comencé de manera fortuita a decorar algunas bodas y el contenido de mis posts fue derivando hacia este tipo de eventos. Pero siempre supe que no podría escribir exclusivamente sobre bodas o dedicarme de manera expresa solamente a ellas. Porque tampoco estaban directamente realcionadas con mi profesión.

Y así fue cambiando el contenido del blog a lo largo de los años . Y tanto, tanto decían que la gente no leía, que dejé de escribir. Porque ¿para qué? ¿para quién?

Me acuerdo muy bien cuando comencé.

La primera decisión importante fue elegir un nombre. Ahora sé que era lo suficientemente importante como para haberlo pensado más, pero en ese momento el blog no era más que la pretensión de un lugar de recreo y no le di demasiadas vueltas. El siguiente capítulo fue una catastrófica aproximación a wordpress, con sus consecuentes meteduras de pata que poco a poco fui solucionando. Ya estás dentro. Escribes algo, lo lees cien veces y pulsas por fin la tecla de Publicar.

Ya está, ahí expuesto, a la vista de todos…¿quiénes son todos?

Cuando publicas tu primer post te sientes como si hubieses parido el primer número del Washington Post, pero la realidad es que te lee tu madre, tu pareja y tu amiga de confianza a la que has confesado no muy convencida la creación de ese blog.

Pero el SEO de verdad lo creó tu madre, porque nadie mejor que ella para hacer que tu blog se posicione en el top ten de su peluquería, su grupo del café, sus contactos de facebook y de cualquier persona que mencione delante de ella que tiene un móvil. Y si no saben cómo compartir tu post, ella ofrece una masterclass gratuita.

No tengáis duda, las madres han sido el motor y el impulso de muchas cuentas que ahora conocemos.

Hay algo muy postivivo en el comienzo de un blog, y es que te lee tan poca gente que te sientes libre. Libre para escribir sobre lo que quieras, libre para opinar, … libre porque sabes que solamente te sigue gente que confía en ti y en tu honestidad. Y ahí reside el origen de eso que ahora llaman influencers. En la capacidad que tuvieron un día algunas personas para convencernos de la conveniencia de una cosa con respecto a otra. Ahora cuesta distinguir esa honestidad y nuestra posición ante cualquier publicación debe ser la misma que cuando vemos un anuncio de televisión. Debemos ser críticos, libre pensadores y mirar todo con cierta distancia y perspectiva.

Para influencer mi madre, que convenció a cientos de personas para que un día comenzasen a seguir los pasos de De rosas y baobabs.

mamá

Es un buen momento para retomar las buenas costumbres, o al menos aquellas que nos hicieron felices un día.

Pat.

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

REGÍSTRATE Y RECIBIRÁS CONTENIDO PERSONALIZADO

COMMENTS

  1. Maite 15 enero, 2018

    A mi me encanta leerte. No hago nunca comentarios, pero si este te sirve para animarte a seguir escribiendo, ya me vale. Hay muchos blogs, pero pocos merecen que destines tu tiempo a leerlos. El tuyo siempre me ha gustado. Y seguiré leyéndolo. Tanto si escribes a menudo, como si lo haces esporádicamente. Me subscribí a tu blog cuando tuve mi cáncer de mama. Y sigo aquí.

    • derosasybaobabs 16 enero, 2018

      Muchas gracias por tu comentario, ayer te mandé un mail por privado pero por si no lo recibiste, gracias!!! Hacéis que quiera escribir sin parar…

  2. Ta 16 enero, 2018

    Qué bonito leer algo sobre los primeros posts. Yo me siento como un alma descarriada porque acabo de empezar un blog cuando ya nadie los lee, pero es que los blogs son al mundo 3.0 lo que el papel a la literatura, algo que permanece aunque estos últimos no lleven tinta.

    Ay las madres! La mía se ha abierto Instagram solo para seguirme, y es que el blog nació junto a su cama del hospital para “atrapar” lo bonito de la vida, de mi pasión por el país que un día me acogió y del que me enamoré :-)

    Soy de la opinión que vale más un post bien escrito que cien así asá, así que no lo dejes. Me gusta leer entradas reflexionadas.

    • derosasybaobabs 16 enero, 2018

      Muchísimas gracias!! Estoy segura de que tú boog irá muy bien, porque las cosas bien hechos perduran. Yo soy una gran admiradora de Francia, de hecho es un post pendiente…pero solo uno!
      Respecto a tu comienzo…bonito y duro a la vez. Por eso, seguro seguro que sale bien! Por cierto, nunca me ponéis vuestro nombre en el comentario y me encanta conoceros por vuestro nombre también! Un beso enorme

Responder a Maite Click here to cancel reply.