Archive | REFLEXIONES

aceites esenciales en casa

No hace mucho más de uno o dos años que descubrí los aceites esenciales y me enganché a ellos. Fue precisamente Laura Miranda de My Wellness Lab (de cuyo libro os hablaba en la anterior entrada del blog) quien me habló por primera vez de su uso. Confieso que me caracterizo por una absoluta falta de olfato, o mejor dicho, por un olfato sin educar. Pero sé lo que me gusta y lo que no. Algo parecido a lo que ocurre tantas veces con una botella de buen o mal vino. Y aunque el uso de los aceites esenciales va mucho más allá de un siemple olor, si no nos gusta, jamás seremos capaces de usarlo para nada. Tienes que encontrar los tuyos propios.

Aunque ahora compro diferentes aceites destinados a usos diversos, sigo sin ser una experta en ello así que hace poco estuve con Sira Alonso, responsable del centro de bioestética y terapias alternativas Muy Natur de Oviedo, quien me dió a conocer alguno nuevo y me habló acerca de sus posibilidades y usos terapeúticos, que ahora os contaré.

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diversos tejidos vegetales y que contienen numerosos compuestos químicos naturales, por lo que muchas veces se emplean como os decía con fines terapéuticos, como en la aromaterapia. Se obtienen mediante procesos de destilación, arrastre por corriente de vapor de agua o por otros medios de extracción de las partes de la planta que contienen las glándulas secretoras.

Un error habitual que yo cometía, era confundir los aceites vegetales al uso como el almendras, romero, oliva, argán o jojoba con los aceites esenciales. Los primeros, podemos aplicarlos sobre la piel tranquilamente en tanto que los segundos no. Si bien es cierto que los aceites esenciales tiene propiedades antibacterianas, relajantes, estimulantes, fungicidas, repelentes de insectos…debemos utilizarlos con cautela, sin aplicarlos directamente sobre la piel y en nunca en grandes dosis.

Sira nos recomienda comprar siempre aceites esenciales de calidad, 100% puros, BIO y quimiotipados (que se hayan analizado sus características bioquímicas según cómo y dónde haya crecido la planta de la que se extrae, así se puede saber más acerca de sus propiedades terapeúticas o de su toxicidad).

Para aplicarlos sobre la piel es necesario diluirlos, por ejemplo, en un aceite vegetal como los que os nombraba anteriormente.

Hoy os voy a enseñar los que yo he probado en los últimos meses, aunque alguno ya me acompaña desde hace tiempo:

Aceite de lavanda

Aceite de geranio

Aceite de citronela

Aceite de mandarina

Aceite Ylang Ylang

Otro día os hablaré sobre el famoso Aceite de árbol de té, que yo utilizo muchísimo, pero que últimamente ha creado mucha controversia, así que necesito leer e investigar más sobre el mismo antes de contaros nada.

Yo os voy a contar cómo empleo cada aceite de manera personal, pero os voy a dejar algunos enlaces (la mayoría de ellos al blog de Muy Natur ) donde podréis encontrar mucha más información.

ACEITE DE LAVANDA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (6)Yo lo utilizo por su acción calmante y relajante, principalmente en baños y en masajes. Para los baños, añado unas gotitas en un vaso de leche que añado al agua (la leche hace de capa protectora de la piel) o tambien sobre una cucharada de sal rosa del Himalaya. Para los masajes, con un aceite vegetal. Pero recordad, nunca sobre la piel directamente ni en el agua de la bañera sin más, que es lo mismo.

aceitesesenciales_dryb (2) aceitesesenciales_dryb (4) aceitesesenciales_dryb (1)ACEITE DE GERANIO (enlace blog)

aceitesesenciales_dryb (11)Me encanta el olor! Muchísimo…así que principalmente lo uso en mi difusor para que la casa huela a fresquito, a flores pero sin recargar. El que yo utilizo se vende en Muji  (os he dejado el enlace a la tienda online). Sin embargo, tiene muchas más propiedades (fungicidas, antihemorrágicas, antisépticas…); os invito a leer sobre ello.

aceitesesenciales_dryb (12) aceitesesenciales_dryb (10) aceitesesenciales_dryb (5)ACEITE DE CITRONELA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (9)Este aceite también lo uso desde hace tiempo. Siempre me lo llevo de vacaciones y si hay mosquitos, vaporizo agua con unas gotas de aceite en la estancia en la que estamos y funciona muy bien.

Así como la lavanda relaja, la citronela estimula, así que lo añado a mi vaporizador en aquellos momentos en los que necesito estar concentrada y activa. Y de la misma manera que añado el de lavanda a un baño relajante (en leche o sal, recordad) añado el de citronela cuando me hago la pedicura ya que funciona como un fantástico desodorante dejando los pies fresquitos.

aceitesesenciales_dryb (8)ACEITE DE MANDARINA ROJA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (7)Por su olor, es el que más empleo por las mañanas. Después de la ducha, añado tres gotitas sobre un aceite o hidratante corporal y ese día no utilizo ningún tipo de perfume o colonia. Me encanta el olor de la piel con este aceite. Es relajante y fresco a la vez pero con un leve toque dulce. También es un aceite fantástico para masajear la tripita de los niños cuando les duele, en cólicos etc… (nunca en bebés de menos de 3 meses y siempre diluido en aceite vegetal y respetando las dosis recomendadas. Aquí os dejo un enlace dónde podréis ver los distintos tipos de aceites recomendados para niños y sus dosificación).

ACEITE YLANG YLANG (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (3)

 Al igual que el resto de aceites esenciales de los que os he hablado, el aceite ylang ylang cuenta con numerosas propiedades terapeúticas y se emplea, entre otras cosas, como “tranquilizante” para casos de estrés, ansiedad, pánico…se dice que tiene propiedades “armonizadoras”.

Mi amiga Laura habla de él en su libro como uno de sus olores preferidos. Sin embargo, cuando yo lo usé no me emocionó…o no lo que debía. Os lo he puesto como ejemplo precisamente para recordaros lo que os decía al principio del post. No compréis sin más, tenéis que encontrar vuestro olor, no el que me fucnione a mi ni a nadie. Aquel que os proporcione lo que buscáis, con el que estéis cómodos. Después, ya iréis encontrando sus aplicaciones y podréis experimentar.

 

Pat

Gracias Sira ;)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

10 razones para quererte. 10 razones para leer este libro.

Cuando Laura me hizo llegar un ejemplar de su libro recién salido de imprenta me hizo muchísima ilusión. Admiro enormemente la capacidad de cualquier persona para escribir un libro por la constancia, el esfuerzo y la capacidad intelectual que supone. Pero seamos honestos, hay demasiados libros huecos y faltos de contenido real últimamente. Así que cuando encuentras un libro interesante y que además es fiel a la persona que lo escribe, a su forma de vida y a sus principios, es la honestidad de ese libro la que proporciona más veracidad y calidad, si cabe.

Lo primero en lo que pensé nada más tenerlo en casa fue en tratar de prestar toda mi ayuda a su difusión porque Laura es mi amiga. Sacar unas fotos bonitas, de esas que tan bien funcionan en redes y subirlas a mis perfiles acompañadas de un post que hablase de las virtudes de ese libro. De un libro que aún no había leído porque no llegó en su mejor momento, o en el mío. Pero si una de las cosas que más admiro de Laura es la franqueza de sus actos, hablar de su libro debía ser desde un punto de vista igual de franco. Así que le di tiempo al libro y tiempo a mi misma.

Vaya por delante que no soy lectora habitual de libros de auto ayuda porque llegado un momento, me pasa con ellos como con esos coaches (algunos coaches) que proliferan últimamente lanzando únicamente mensajes positivos. Si quieres, puedes. Pues mire usted, eso es mentira. No todo se puede, así que lo que busco es hacer mi camino más cómodo, más fácil, menos duro.

Tres diamantes para tu bienestar me ha acompañado en diversos viajes estos últimos meses. Viajes vacacionales, familiares… y otros viajes más interiores.

TRESDIAMANTESPARATUBIENESTAR_DRYB

Hoy puedo hablarte de las 10 razones por las que deberías tener este libro siempre a mano.

1. Porque necesitas un cambio desde hace tiempo y no sabes cómo empezar. Las redes sociales y la publicidad nos envían continuamente mensajes que nos generan una gran inseguridad personal. Tengo que hacer deporte, tengo que comer sano, tengo que hacer yoga, tengo que dedicarme tiempo…y exactamente lo mismo hacia nuestros hijos. La excesiva auto-exigencia está minando nuestro bienestar. Necesitamos parar, respirar, perdonarnos nuestras imperfecciones y abarcar cualquier cambio de forma calmada, poco a poco. Así he leído yo este libro, comenzando por la parte que más necesitaba y extrayendo de él lo que creía que podía adaptar a mi vida sin presiones.

2. Porque no vende motos. Todo lo que Laura cuenta está basado en su vida, en años de leer, de buscar, de conocer, de equivocarse y de acertar. Insisto, es mi amiga, no os miento.

3. Porque encontrarás respuestas a muchas cosas que te pasan y podrás entenderlas. Los sentimientos nos generan muchas veces sensación de soledad, de incomprensión. ¿Cuántas veces has pensado que eres la única así?

4. Porque aprenderás a aceptarte, a no juzgarte y a perdonarte por tus errores. O al menos, sabrás que estás en tu derecho de hacerlo. Este libro te recordará que debes quererte más.

5. Porque los cambios radicales son imposibles salvo en situaciones extremas, pero darás pequeños pasos encaminados a mejorar tu cuerpo, tu mente y tu alma. Y una vez que empieces, después no supondrá sacrificar tiempo porque vendrá solo. Tu cuerpo, que es my inteligente, te lo pedirá.

6. Porque te ayudará a mejorar tus hábitos alimenticios y los de tu familia. Te dará unas pautas sobre cómo hacer una compra más saludable y aprenderás por fin a diferenciar todas esas semillas, cereales y especias de las que has oído hablar. No tienes que cambiar tu vida de golpe. Pero si tu deseo es mejorar, comenzarás a leer más sobre ello como hice yo y en tu cocina nunca volverá a haber algunos productos nada beneficiosos para la salud.

7. Porque puedes leerlo como te apetezca. Empieza por el “diamante” que necesites y retómalo sin prisa por donde quieras.

8. Porque es un ejercicio de introspección personal. En el libro encontrarás algunos ejercicios y test que te propone y que te ayudarán a visualizar mejor tu situación. Yo confieso no haber escrito en el libro porque me daba pena y lo hice en un papel…

9. Porque estarás trabajando para que tu vida mejore. Según pasan los años, te das cuenta de que son varios los factores que deben concurrir para que seamos felices. Todo lo que pasa en nuestro entorno, todo aquello que no podemos controlar, problemas familiares, profesionales, exigencias personales…todo junto nos desborda, pero no lo asumimos, no lo manifestamos. Necesitamos convertirnos en mujeres fuertes y seguras (y digo mujeres porque Laura siempre dice que su libro es muy femenino…) y para ello debemos estar bien tanto exterior como interiormente. Debemos trabajar en ello.

10. Darás las gracias. Nos cuesta una vida entera aprender a agradecer lo que tenemos. Cada mañana, cuando abras los ojos. Cada noche, antes de cerrarlos. Darás las gracias. Y estarás un paso más cerca de ser la persona más feliz.

Lo podéis encontrar en Fnac, Casa del libro, Amazon…

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

alquilar en verano

Al hilo de lo que hablábamos ayer….

Querido propietario de una casa de verano:

Agradezco alquilar tu apartamento y encontrarlo limpio. Agradezco encontrar en él lo que más odiaría en mi propia casa: espacios neutros, vacíos, sin demasiada personalidad, sin historias, sin color en exceso y sin vidas ajenas. Porque no vengo a quedarme y pero el tiempo que esté quiero hacerlo mío.

Agradezco las toallas blancas, las sábanas blancas. La simplicidad, la pureza aparente.

alquiler_de_verano_dryb (16) alquiler_de_verano_dryb (15) alquiler_de_verano_dryb (4)

Agradezco los colores que evocan verano y playa. Los detalles, el cariño manifiesto puesto en todo pero sin estridencias ni complicaciones.

alquiler_de_verano_dryb (17)  alquiler_de_verano_dryb (3) alquiler_de_verano_dryb (10) alquiler_de_verano_dryb (9) alquiler_de_verano_dryb (18) alquiler_de_verano_dryb (19) alquiler_de_verano_dryb (23)

alquiler_de_verano_dryb (11)alquiler_de_verano_dryb (2)

Agradezco quitar etiquetas y estrenar.

alquiler_de_verano_dryb (6) alquiler_de_verano_dryb (20) alquiler_de_verano_dryb (21) alquiler_de_verano_dryb (8)

Agradezco el esfuerzo por hacer que lo antiguo parezca nuevo.

alquiler_de_verano_dryb (22) alquiler_de_verano_dryb (24)

Agradezco que hayas despersonalizado tu casa, porque no te conozco. Los detalles, ya los pongo yo.

alquiler_de_verano_dryb (14)

Agradezco que nos hagas sentir como en casa. Como en la nuestra, no como en la tuya.

alquiler_de_verano_dryb (13) alquiler_de_verano_dryb (1)

Gracias Ellen por hacer un año más que sólo nos preocupemos de disfrutar.

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

lo mejor que te puede pasar se llama IKEA

Es probable que lo que cuento en esta entrada sea algo más que evidente. Sin embargo, cada vez estoy más convencida de que no siempre es así, la experiencia me lo demuestra. Estamos muy mal acostumbrados a la estética que se vende en redes sociales, donde cada detalle está estudiado, ya sea en la mesa de un desayuno, en un evento, en un look o en la decoración de una casa. Por supuesto estoy hablando de las cuentas de perfiles profesionales, no de las personales donde, por suerte, todo cabe (todavía!). Y digo que estamos mal acostumbrados porque en ocasiones llegamos a creer que esa perfección se traslada a la vida real. No hay que ser muy listo para saber que no es así. Nuestras vidas son endiabladamente imperfectas por fortuna. Pero si quiero vender algo, debo mostrar su mejor cara, es evidente.

Hoy  quiero poner un poco el grito en el cielo por las imagenes (y que por desgracia se corresponden con la realidad) que encontramos cuando buscamos alquilar o comprar una casa. Fotos oscuras, borrosas, camas deshechas, baños sucios y desordenados, casas erróneamente personalizadas (erróneamente para vender, no para vivir)…algunas se pueden oler a través de la pantalla, seguro que os ha pasado en alguna ocasión. Imagenes que parecen mostrar la escena de un crimen o el escenario de una película de serie B. Nadie quiere ver eso, nadie lo necesita.

Por suerte cada vez hay más alternativas para la venta de inmuebles como el Home Staging, aunque también se venda mucho humo. Y humo del caro.

En el caso de los alquileres es igualmente palpable. Vamos a ponernos en situación. Llega el verano y buscas un apartamento donde pasar unas relajadas vacaciones con tu familia, con tus amigos o con tu pareja. La vida a la que aspiras durante esos días es sencilla. Desayunos sin prisa, jornadas de playa, una ducha relajada, salir a cenar o tomarte una copa en la terraza y hablar durante horas. Seguro que en Airbnb has visto la casa de tus sueños, pero ya, que es imposible. Así que buscas algo sencillo, aséptico, anodino…limpio. Nunca seré tan admiradora del minimalismo extremo como cuando busco apartamentos de alquiler.

Si pretendes alquilar tu casa, hay ciertas premisas que debes tener claras:

- Menos es más. Quien va de vacaciones no va a limpiar y espera que esté todo limpio. Tus colecciones y los objetos decorativos inncesarios no interesan a nadie.

- Que poner los pies en la tierra no sea un sacrificio. O lo que es lo mismo, olvídate de alfombras y moquetas salvo que estén impecables.

- El blanco gana. En sábanas y toallas. No busques colores para ocultar manchas…o antigüedad. Nada denota mayor limpieza que el blanco. Por algo los hoteles lo utilizan siempre.

- El baño. Como dicen en mi casa, que se pueda comer en el suelo.

- La cocina. Renueva. Sartenes desconchadas, coladores viejos, cucharas de madera contaminadas de mil sabores y olores.

- El olor. Hay algo mejor que una casa que “huele a rico”?

Y por último, de verdad, ¿tú vivirías así?

Sin dudarlo, visto lo visto, lo mejor que te puede pasar a la hora de alquilar un apartamento de verano es tener IKEA cerca, y que el propietario lo haya visitado recientemente.

pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Qué pasa si mañana

Qué pasa si mañana se va todo al traste. Si amanecemos y las redes han caído, si los teléfonos no sirven más que para llamar, si los ordenadores no sirven más que para trabajar.

Qué pasa si mañana los likes no valen nada, si la K vuelve a ser la úndécima letra del abecedario y no un valor númerico que cree determinar grandezas. Qué ocurre si la vanidad no se puede comprar ni programar.

Qué pasa si mañana despertamos en un mundo analógico de nuevo. Si volvemos a tener nombre y apellido y la arroba no es más que una medida.

Qué pasa si mañana tenemos que partir de cero y dar la cara. Si hablamos más que tecleamos, si retenemos más miradas que perfiles.

Qué pasa si mañana todas las mentiras salen a la luz. Si los grandes se hacen pequeños, si las vidas inventadas de desvanecen, si las sonrisas forzadas se hacen poses manifiestas.

Qué pasa si mañana tu valía no la determina un número. Si la honestidad se escribe con mayúsculas.

Qué pasa si mañana es hoy. Ojalá.

Pat

pd. Qué pasa si mañana volvemos a encontrar el Norte y dejamos de enaltecer a quien ni lo merece, ni nos importa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

cuando no tengas nada que decir, mejor calla

Han pasado meses desde mi última aparición por el blog. Confieso que he estado a puntito de cerrarlo en diversas ocasiones. Y si no de cerrarlo, de dejarlo morir, sin más. Pero cuando creas algo, por pequeño que sea, cuesta dar carpetazo y llegar a pensar que nunca existió. Quizá estaba perdiendo la motivación que me empujó a comenzarlo y sin  motivación, sin entusiasmo, no hay nada.

Quizá también me aburrí de leer blogs vacíos e insípidos y me planteé si el mío era uno de ellos. La obligación de crear contenido semanal por norma acaba generando posts que se limitan a reunir información de otros blogs y mostrarla. No es lo que me gusta y no es lo que yo quería.

Probablemente lo mejor de estos meses haya sido eso:  descubrir qué es lo que no quiero ser. Y tenerlo claro, y mucho.

A ello se unió algún que otro giro de la vida, que últimamente es como una noria que gira en un sentido un día, y en el otro mañana. Y yo siempre me he mareado en las norias.

He dicho adiós a algunos proyectos porque a veces, los cambios son necesarios, por arriesgados que parezcan. Y por miedo que nos den.

Y he dado la bienvenida a nuevas metas.

He seguido con mis bodas, que tanto me gustan. Pero más aún la gente que me encuentro detrás. Compañeros grandes que hacen de este trabajo algo más grande aún y novios cercanos que me emocionan y hacen que este trabajo sea tan tan especial.

bodasdryb_3bodasdryb_2bodasdryb_1

Ha nacido El día menos uno (instagram: @eldiamenosuno ; Facebook: el día menos uno), un proyecto que llevaba en mi cabeza mucho tiempo.

Una mañana me levanté aburrida de lamentarme de lo que pasaba a mi alrededor, de pensar que siempre era tarde para todo, de angustiarme porque pude hacer algo y no lo hice. Nos pasamos la vida pensando en un “ayer” ficticio al que quisiéramos volver para cambiar las cosas. Decía Machado que “hoy es siempre todavía”, porque estamos vivos, porque estamos a tiempo de todo. Hoy es ayer, y hoy es el día menos uno.

Razones personales me condujeron nuevamente a un cambio en mi vida y mis intereses se transformaron. Y así estoy hoy, tratando de reinventar mil costumbres adquiridas a lo largo de mis 38 años. Pero esto es una lenta transición, el camino es largo. (Laura, gracias por guiarme, por ser mi libro y mi luz)

edmu_1edmu_3edmu_2

Y en ese camino me crucé de nuevo con Mercedes. Ahora que lo pienso, siempre hemos estado cruzadas de alguna manera. Con muchas visiones compartidas, y motivadas por la convicción de que hay otra forma de ver las cosas, creamos id[entidad] (instagram: @estudioidentidad), un proyecto que nace con el objetivo de mostrar esa diferencia que hace que una persona se distinga de los demás. Y digo mostrar, porque encontrarla para nosotras es sencillo; todo el mundo tiene algo que le hace especial. Solamente hay que tener ojos grandes para poder verlo con claridad.

dominio_id

foto Mercedes Blanco para Estudio Identidad

Y todo esto para decir que aquí estoy de nuevo. Y que volveré siempre que tenga algo que contar, porque como dice Emilio Duró, no hay nada peor que un tonto motivado. A veces, es mejor callar.

Hoy solamente vengo a asomarme para decir hola.

dryb_mbfoto Mercedes Blanco para Estudio Identidad

patricia

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 2

los sueños que detuvimos

A punto de terminar la segunda semana de septiembre, creo que estoy volviendo poco a poco a mi rutina. Es el momento en que miras con perspectiva lo que ha pasado este verano y con expectativas lo que ocurrirá este otoño. Como en cada vida, como en cada familia, como en cada casa, ha habido de todo. Momentos maravillosos, encuentros ilusionantes, enfados irracionales, emociones incontroladas, noticias inesperadas, sufrimientos incontrolables, felicidad.

Con todo eso en la maleta, regreso a casa. Y regreso con un primer post necesario y que llevo un tiempo deseando escribir.

Hace un tiempo os hablé de Natalia, de su reto #roadtoberlin y de cómo más allá de los 30 somos capaces de luchar por sueños (podéis verlo pinchando aquí), de pelear por alcanzar metas, de reinventarnos y de crecer. Parte de este verano lo he pasado con ella y con su familia. Llegamos al sur como quien comienza un proyecto, cargadas de intenciones, de propósitos, de ganas y de risas. Como ya os había anunciado, mi intención era acompañarle en su reto, no corriendo, pero sí apoyando su día a día y más aún en esas semanas juntas que además coincidían con un momento intenso de su entrenamiento. Pensaba volver de vacaciones con mi cámara cargada de fotos de Natalia corriendo, haciendo series, subiendo cuestas, mejorando tiempos…

Sin embargo, una lesión a los pocos días de llegar impidió que Natalia corriese. Una lesión que le ha obligado a abandonar su reto.

No puedo imaginar la rabia, la desazón, la impotencia o la frustración que puede generar pasar meses de dedicación absoluta a un proyecto tan duro y tener que abandonar en el último momento. No pude decirle “no pasa nada, ya correrás otro”, porque es la respuesta fácil, la del que no hace ni el mínimo esfuerzo por ponerse en su lugar. Realmente no sabes qué decir, o si lo sabes, no es apropiado decirlo aquí, por aquello de ser correcta.

Pero sí sé una cosa, que para las personas luchadoras, las piedras en el camino no detienen la carrera, solamente la retrasan. Hay sueños condenados a detenerse, a posponerse en el tiempo, a dejarlos reposar. Pero que nos quiten los que ya cumplimos.

1 37 9

fotos. Antonio Jiménez /N. García

No hay reto perdido, hay un giro en la vida, sin más.

¿y qué fue de nuestro verano?

Evidentemente, ninguna lesión pudo con ella, ni con nada, y seguimos con otro reto, ese diario que a veces emociona, otras agota, otras sorprende, algunas enerva y siempre siempre, llena: ser madre.

VERANO 2015_DRYB

patricia

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

zumo de toda la vida, llámalo como te de la gana

Lo de las modas ya no afecta únicamente a ropa y complementos. Ahora el tema alimentación es un top ten de lo que prima en Instagram. Sí, es muy triste que sea por lograr una buena foto o porque sea lo que se lleva ahora, pero si es para que la gente coma mejor, bienvenido sea. Ya lo decía Ari Bradshaw en su ponencia de Punto Mom, hay quienes se levantan tres horas antes para preparar un fantástico y perfecto bodegón de desayuno y flores que sea instagrameable. Digo yo, que al menos después de la foto se lo comerán, ¿no?.

Y hablando de modas, ahora a todo el mundo le ha dado por los smoothies (batidos) y los zumos detox. Lo que viene siendo los batidos o zumos de toda la vida de frutas y verduras. Las combinaciones llegan a ser asombrosas. Después de escuchar lo que afirmaba la Preysler que desayunaba cada mañana entiendo perfectamente ese extraño gesto impertérrito de su cara. Solo de pensar en meterme en ayunas una mezcla de brócoli, pepino, espinacas, apio y no sé qué más, me pongo mala.  Y más verde que el zumo, fijo.

La gente que siempre ha tomado verduras crudas y ha llevado un tipo de alimentación sana como mi querida Laura de My Wellness Lab, no necesita que ninguna moda le hable de zumos y batidos de colores y, cuando esto pase, seguirá con el mismo estilo de vida. Las de los bodegones y las fotos estarán diciendo “Ave María, que vuelva la moda de las hamburguesas gourmet”. Y luego está el común de los mortales, que de vez en cuando experimentamos, pero con moderación.

Hoy os doy los ingredientes de un batido muy veraniego por dos razones. Por un lado, porque incorpora fruta típica de verano, que para mi es la mejor. Por otro lado, porque lleva zanahoria, rica en betacarotenos que os vendrá fenomenal para tomar el sol y prevenir la aparición de manchas.

batido verano_dryb1

Yo tengo una licuadora de las de toda la vida, pero podéis hacerlo con cualquier robot de cocina o batidora potente. De hecho es mejor triturar que licuar ya que conserva la fibra que en el licuado se pierde. Para un vaso colmado, he utilizado: 2 zanahorias, tres naranjas y 2 nectarinas. También podéis meter melocotón en lugar de nectarina. Yo personalmente hubiese añadido limón pero en este caso no tenía. batido verano_dryb2batido verano_dryb3batido verano_dryb4

Una vez batidos los ingredientes, añadí un poquito de cúrcuma que a este zumo le va fenomenal. Si no  la habéis probado nunca, añadid muy poca cantidad ya que tiene un sabor muy característico.

Otra opción sería hacerlo en versión smoothie, añadiendo algún tipo de lácteo. Yo os recomiendo bebida de avena o de almendras, son muy suaves y van fenomenal.

batido verano_dryb5

Todavía no me he lanzado a probar ninguno de los batidos o zumos verdes, pero esta semana es la definitiva. Prometo levantarme a las seis de la mañana para comprar flores, preparar un bodegón fantástico e instagramear el momento como si fuera de lo más normal.

patricia.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 2

y tú, ¿cuánto vales?

Es una pregunta que últimamente no dejo de hacerme. La razón creo que es evidente: parece que todo cuanto tenemos alrededor se mide en cantidades numéricas, con diversas unidades de medida, pero números a fin de cuentas.

Voy a las rebajas, o a lo que queda de ellas. Después de dar un repaso visual a todo y decidirte por lo que crees que te va a quedar bien, te diriges con toda tu educación a la dependienta a la que preguntas-informas “voy a probarme esto…” . Ella te mira de arriba a abajo, te escanea con su visión de rayos X y torciendo la boca afirma: ya…bueno, es que no es tu talla y no nos quedan más“. ¿Mi talla? Perdona, ¿acaso conoces mi talla? ¿te la he dicho y no me acuerdo?. Sabes si prefiero embutirme en una 36 y no respirar el resto del día o  decantarme por una 46  para afirmar que últimamente me he cuidado bastante?. Pues calla. Mi talla…

Me encuentro con una amiga. Más bien una conocida, y algo petarda. “Me han dicho que ahora te dedicas a internet, blogs y esas cosas…”. Qué narices quiere decir eso? Además de petarda, osada (esas cosas! buena acotación). A continuación busca mi mano tratando cotillear mi móvil y como gran experta que es, expone de manera convincente: Uf…pero dedicándote a eso ¿no deberías tener un móvil mejor? Porque qué IPhone es, que no lo veo bien? Espero que el 4 no, ya se te iba a quedar muy desfasado y no ibas a poder actualizar nada…Si es el 5 me callo, aunque en dos días, obsoleto. Deberías tener el 6, una maravilla lo ligero que es. Aunque si llevas bolso, hazte con el 6 plus, que así ya tienes pantallón para ver tu instagram y esas cosas (volvemos a esas cosas). Pero te voy a decir una cosa, es tontería, porque en septiembre sale otro nuevo. 4, 5 y 6 tortas es lo que necesitabas tú.

No te cuento si te encuentras con una super mamá como la del otro día, que probablemente juzgará tu capacidad intelectual en función de las tareas que seas capaz de desarrollar simultáneamente al cuidado de todos tus hijos. Porque cuántos tienes? Ah, solo uno…ya…Pero genial no? vas mucho al gimnasio? Sí, si solamente gestionas un polluelo, no haces podio.

Eres blogger? (odio esa pregunta, y ese término) Y cuántos seguidores tienes? Cuidado con la respuesta, que determinará para el resto de tu vida si eres alguien importante! En Instagram? En Facebook? En Twitter? En Pinterest? …pero cómo? que no tienes Snapchat o Periscope? No eres nadie. Asúmelo, si no has conseguido llegar a 10k mínimo, mejor déjalo. Escribes y posteas para nadie.

Otros querrán saber cuánto ganas, para así poder juzgar si vives por encima de tus posibilidades. O cuántos kilómetros corres, porque como en instagram…si no llegas a los 10k, vas fatal. También cuántos idiomas hablas, cuántas calorías consumes, cuantas dioptrías tienes en cada ojo o cuántos novios has tenido.

Haz la cuenta: Talla 36, 50k seguidores en redes sociales, IPhone 6 supermegaplus S, 4 niños de los cuales, 3 de parto natural y uno de cesárea con veinte puntos. A la semana de la cesárea, corriendo media maratón.

Solamente falta en la cuenta un cerebro.

Por compensar tanta tontería…y esas cosas.

calculadorafoto vía. Anthropologie

patricia

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 7

super mamás veraniegas y otros fenómenos paranormales

Hace poco compartí en Facebook un articulo sobre el modelo de “super mamás” que parece que abunda últimamente poniendo como ejemplo a Paula Echeverría. Lo leíamos una tarde al borde de la piscina mi amiga y compañera de vacaciones Natalia y yo mientras los chicos se reían sin prestar demasiada atención a mi lectura.

Poco después hacía entrada en nuestra piscina cual aparición mariana nuestra propia pesadilla. Morena, trentaytantos bien llevados, aparentando probablemente menos años de los que realmente tiene. Caminando tranquila, y muy digna, sin las clásicas prisas de quienes queremos pasar sin pena  ni gloria por zonas donde nuestro culo puede ser valorado. Y es que la super mamá, después de tres partos, tiene el culo en ese lugar donde siempre debería permanecer, en su sitio. Con un leve atisbo de celulitis, el justo para que los hombres no le presten atención y para que las mujeres la consideremos humana y la odiemos desde el primer momento. Mona, pero no un bellezón. Estilosa, con un look pensado pero informal. Moreno de piel envidiable, el justo para que todo le siente mejor sin parecer que se ha pasado de rosca. Sonrisa constante y voz tranquila y convincente.

Super mamá aparece en la piscina con sus tres criaturas. Dos niños de unos 3 y 4 años y una niña, de menos de 1. Los tres ideales por supuesto, con sus bañadores a juego de Bonnet à pompon y unas camisetas monísimas. Ella no toma el sol, y no le importa. Se baña para jugar con los mayores mientras el bebé reposa tranquilo en la sombra. Les enseña a saltar a los dos a la vez y les educa al mismo tiempo. Si los niños se saltan media orden ella dice suavemente “que mami se enfada…” , a lo que ellos responden positivamente actuando como deben.

Mientras, al otro lado de la piscina yo grito “Vengaaaa, tercera vez que te lo digo, que salgas del agua yaaaa!” mientras mi hija responde con un nooooooo rotundo mientras grita poseída corriendo por el césped huyendo de mi. Miro a la super mamá y pienso: tres, tiene tres!.

Por la noche nos encontramos a la super mamá volviendo de cenar. Si, ella sola, en plena oscuridad y con sus tres obedientes polluelos, caminando los dos mayores en fila de la mano y por la acera mientras vuelven caminando de algún restaurante cercano. No corren, no se escapan, no se acercan a los coches. Ella está tranquila y sonriente, regresando de la más tranquila y maravillosa de las cenas.

Nosotros cuatro nos planteamos salir a cenar con nuestros dos pequeños. La cuenta es fácil: cuatro adultos, dos niños, y pequeños. Primero: que no me quiero ir de la pisci. Segundo: que no me quiero duchar. Tercero: que no quiero crema. Cuarto: Que no quiero ir en coche, ni quiero silla, ni quiero cinturón. Quinto: Que no quiero calamares, que quiero croquetas. Sexto: que no quiero ir a casa, que no quiero dormir….

Por la mañana bajamos a la playa. Allí aparece la super mamá, esta vez con los mayores, el bebé se queda con la chica que la cuida en casa. Observamos sus pasos, convencidas de que extenderá su toalla y se sentará cómodamente mientras no pierde de vista a sus niños que se dedican a construir castillos de arena, probablemente a una distancia adecuada para no manchar la toalla de mamá de arena húmeda. Pero no, super mamá se levanta y se pone a correr con sus niños luciendo culo alto y a volar una cometa….volar una cometa!! Venga ya!

Nosotras, impregnadas en una proporción similar de arena y crema, pasamos la mañana lidiando las peleas de los niños…que esto es mío, que quiero jamón, que me aburro, que me lo ha quitado, que no me lo deja, …. y pensamos: tres, tiene tres!

Llega el fin de semana y llega el papá. Alto, guapetón, con pinta de padrazo divertido y marido cariñoso. Para qué más. Pero la super mamá es tan súper, que estamos seguras de que ni siquiera le hace falta. Podría prescindir de él en cualquier momento, ella sola se sirve y se sobra para gestionar una ludoteca sin perder su sonrisa. Seguramente, podría ir a por el cuarto polluelo sin necesidad del guapo papá.

Quién quiere ser perfecta pudiendo ser perfectamente normal.

patricia

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 13