no hay tiempo, pero habrá boda (parte I)

Cuando Cristina me pidió ayuda para organizar su boda creo que tarde escasos segundos en aceptar la propuesta. Como único handicap en mi contra, el tiempo. Contaba con dos meses para organizarlo todo. Como ventaja, saber que se trataba de un evento pequeño.

La boda nació con espíritu ser de una simple comida por su envergadura. Pensaban en algo familiar, sencillo, sin complicaciones…no había tiempo. Parecía absurdo plantearse en ese momento la idea de hacer unas invitaciones, o contratar los mismos proveedores que para una boda de mayor tamaño, … y menos aún pensar en esos detalles que siempre quedan para el último momento.

Los novios son sencillos y sencilla debía ser la boda.

Confiaron en mi desde el primer momento y cuánto se lo tengo que agradecer!Sabían que el tiempo jugaba en su contra y que las obligaciones laborales y familiares les robaban los escasos momentos libres que pudieran tener…

Así que mi labor inicial se centraba básicamente en ocuparme de algunos detalles de decoración, floristería, música para la ceremonia…

Siempre he pensado que una boda pequeña no tiene nada que envidiar a una de 200 o más invitados, sino todo lo contrario. Te permite dedicar más tiempo a los pequeños detalles, cuidar más cada momento, tener todo más previsto.

Poco a poco conseguí que Cristina y Guillermo lo creyeran también. Así que decidimos lanzarnos a la piscina y, sin complicaciones, la comida familiar se convirtió en boda. Pero boda, boda. Y yo, me puse manos a la obra porque el reloj de arena comenzaba a vaciarse a pasos agigantados.

A los novios les encanta viajar, creo que pensaban en el viaje de novios desde antes de planificar el evento! Esa fue una idea fantástica para el diseño de la invitación junto a mi pasión por el adorado papel Kraft!! Se trataba de una “carta de viaje”, cuyos sellos eran planos de diversas ciudades del mundo y para el forro interior, unas láminas ideales de un mapamundi. En el exterior, los nombres de los invitados a los que iba dirigida estampados de modo irregular en tinta blanca y como remate, la invitación atada con bakers twine blanco y rojo. El material para elaborar las invitaciones lo conseguí aquí.

Seguimos una línea similar en la elaboración de los misales. Mismos tonos, misma estética…

Como varios de los invitados venían de fuera, buscamos un hotel céntrico del que pudieran desplazarse cómodamente tanto a la Iglesia como al lugar de celebración del banquete. Los novios me dijeron que querían tener un detalle con ellos, así que preparé unas cajas para dejar en sus habitaciones que incluían, además de un obsequio de bienvenida, un plano de la ciudad con los sitios de interés para la boda y una tarjeta recordando la hora y lugar de la ceremonia. (A cuántas bodas nos trasladamos fuera de nuestra ciudad olvidándonos de la invitación y nunca recordamos la hora exacta???). Eso sí, todo en la misma línea de diseño que las invitaciones, misales…

Y hasta aquí llegamos con la primera parte. Lo mejor está aún por llegar, pero los novios aún no lo saben. El gran día en el que todo tiene que estar a punto, nada puede fallar.

Por suerte, está todo listo. Planificación y gente seria con la que trabajar son el secreto de un gran resultado. Ceremonia organizada. Vestido, maquillaje y peluquería para la novia sincronizados. Menús y gestión de invitados, controlado. Fotografía, floristería y decoración en marcha. Otros detalles,… ya se verá.

Si consigo que llegue a término todo este tumulto de ideas y anotaciones que rondan mi cabeza desde hace dos meses, habré cumplido mi cometido. De momento, Cristina y Guillermo han logrado despreocuparse y estar tranquilos a pocos días de su boda. Es como siempre debería ser. Me doy por satisfecha.

sonando….Pixies, Here comes your man

(hoy sí que tenéis que escucharla, qué temazo!!!)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

cambio de planes

Todo organizado, planeado, como a mi me gusta. Tal día, tal hora, tantos adultos con tantos niños…Merienda en mi casa. Me apetece muchísimo el plan. Nuestras noches de verano con cena, música y gin tonic hasta las mil han sido sustituidas por atropelladas comidas con botes de potitos, meriendas con bebés siesteando y, en lugar de música, conversaciones a media voz…La cama del cuarto de invitados que antes se llenaba de chaquetas y bolsos nocturnos, ha sido colonizada por cambiadores, pañales, toallitas, y algún artilugio cuyo nombre y utilidad aún desconozco.

El Señor Maldonado anuncia sol y buena temperatura. Y yo, que me fío de él. Preparo la terraza para el acontecimiento…el primero del verano. Algunas tareas de jardinería, un repaso a los muebles, sillas para todos, comida para todos…y los niños, estarán encantados.

Faltan cinco horas y el cielo comienza a oscurecer por momentos. Yo mando mensajes de calma, confío en el Señor Maldonado. De pronto una tormenta de esas que parece que arrasan con todo cae justamente sobre mi terraza. No hay toldo que lo resista. Para de llover. Vuelve a llover.

Y yo que soy optimista sigo confiando en la predicción para esa tarde. Pero por desgracia, también soy perfeccionista, previsora y cuadriculada, muy cuadriculada…Aún así, decido que la fiesta no se anula y se traslada al interior. Pero dónde??!! Con lo bien pensado que lo tenía, lo mono que me iba a quedar, … Comenzamos a mover muebles, despejar espacios, optimizar cada esquina de la casa…y con todo, no tengo claro que vaya a caber la gente…ni la comida.

Pero por narices que no lo anulo.

Empiezan a llegar amigos, familiares, niños, cochecitos, sillitas. Todo el mundo está encantado, o al menos lo parece. Deja de llover y hasta sale algo el sol. Se secan el suelo y los muebles, abrimos la terraza y en cuestión de minutos la casa se ha transformado.

Unos toman algo en la terraza mientras vigilan a los más pequeños que investigan cada maceta, cada bichito. Otros aguardan en silencio en un dormitorio mientras tratan de dormir a la criatura, que se huele que hay fiesta y claro, ni de broma. Otros estratégicamente ubicados junto a la mesa de los aperitivos hablan del tiempo que hacía que no se veían. Y alguno, aprovecha la escapada para prepararse un buen gin tonic, como los de antes.

Son las dos de la mañana y se van los últimos invitados. Al final, el Señor Maldonado no nos ha fallado. Me encantan estos días.

sonando…The Kinks, Sunny Afternoon

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

muy pronto…

Sol, calor, terrazas, helados, playas, …. y bodas.

Es lo que tiene la temporada estival. Unos piensan en lo que van a meter en sus maletas para marcharse de vacaciones. Otros, temen que el verano vaya a ser muy largo sin poder coger unos días. Y mientras, algunos repasan los detalles de su boda, que ya es inminente.

Aquí tenéis un pequeño adelanto de uno de los post de esta semana… Una pequeña boda llena de encanto, de detalles.

Una boda de rosas, pero sin baobabs.

sonando……………… David Bowie. Changes

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

con tiza y borrador

Mi gran descubrimiento de este año han sido las pizarras. Y no es que sea nada nuevo, sino todo lo contrario. Llevamos viéndolas en revistas de decoración como fondo de pared de cocina, de habitacion de niño, o similiar, varios años. Pero nunca acababa de decidirme a convertir alguna de esas paredes blancas e inmaculadas de mi casa en una zona de guerra en la que cada uno pueda expresarse libremente. Hace un par de meses encontré el lugar perfecto y pasó rápidamente del blanco luminoso al negro tizón!

Tengo que confesar que los primeros días me daba pena hasta “mancharla” y no dejaba escribir a nadie con la excusa de que tenía que secar la pintura… Pero ver cada día ese lienzo para mi sola, tan negro, tan limpio, tan brillante, sin esos característicos restos de polvo de tiza en el suelo…No duró mucho el veto. La pizarra comenzó a cumplir su cometido!!

Y ahí sigue como fuente de inspiración de quien quiera, como sustituta de esos mini post-it en los que no cabe nada, como tablón de anuncios, como mensajera, como lista de la compra … hasta como portadora de mensajes de amor…de vez en cuando!!

Porque lo mejor que tiene es que su contenido es perecedero, caduca, es inconstante, volátil y un día desaparece, pero el negro negro va tornando a un grisáceo que guarda recuerdos que lo que fue.

Tenéis que haceros con una pizarra…si tenéis niños en casa, ya contáis con la excusa perfecta. Y si no es así, dejad salir el artista oculto que reside en vuestro interior y pintad y escribid y dibujad…..

dibujos…inspired: Kireei, cosas bellas

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Para muestra, un botón

Me ha encantado recibir esta mañana la foto que nos ha enviado Cristina!!

Vio el post de los PopCakes y se ha animado a hacerlos a su manera, es decir, como debe ser!! Como veréis los ha hecho con frutos secos, frambuesas, chocolate…y el resultado es fantástico…tienen una pinta buenísima Cristina!

Ya veis que es sencillo y que hay mil maneras de elaborarlos, decorarlos…y para muestra, las fotos que veis.

Gracias por seguir el Blog y por animarte con las pequeñas propuestas que hago.

Un abrazo!

…popcakes a la manera de Cristina.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Y no es necesario regar

Hay ocasiones en las que estás haciendo algo y una canción te viene a la cabeza…Este es el caso contrario. Escuchando esta canción me ha venido la inspiración del post de hoy! Así que lo primero de todo, pinchad en el link del temazo que os pongo aquí mismo y después seguro que os apetece hacer este DIY tan fácil y mono!!

Travis: Flowers in the Window

Flores y más flores!! O pompones de papel! O…llamadlo como queráis pero tenéis que hacerlas aunque sea una vez porque no se tarda nada y quedan genial en cualquier fiesta, en algún rincón de la casa,…donde más os guste.

Solamente necesitáis papel de seda. Mi flor es grande así que he utilizado veinte pliegues, cuantos más pongáis, más tupidas quedan y más bonitas.

Para conseguir que los pliegues sean cuadrados (normalmente son rectangulares), hay que hacer un triángulo desde una esquina y recortar el papel sobrante.

A continuación, debéis plegar todo el papel como si fuese un acordeón tal y como se ve en la foto. Una vez doblado, buscad el centro y con una aguja e hilo atravesad todos los pliegues de papel para que queden unidos.

Ahora solamente tenéis que atar los pliegues con un par de vueltas del hilo y abrir el “acordeón”. Una vez abierto, y con paciencia y mimo (no os olvidéis que es un papel muy delicado), hay que ir separando y levantando cada papel.

Si vais a ponerlas en una superficie plana (colgarlas de la pared, por ejemplo), levantad todos los pliegues hacia arriba como he hecho yo, pero si vais a colgarlas del techo, tendréis que levantar la mitad hacia arriba y el resto hacia abajo para que quede una forma más redondeada. Y así queda…

Más mono, rápido y barato no puede ser…así que no hay excusa! Espero que os animéis y llenéis todo de flores!!!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Lesson one: inglés para bodas

Me gustan las bodas, lo admito. De hecho me encantan. Soy de las que disfrutan el evento de principio a fin, de las que llegan puntuales, de las que escuchan cada palabra de la ceremonia, de las que se fijan en los detalles de decoración, en la cara del novio, en los zapatos de la novia, en el vino del menú, en el color del mantel… son tantas cosas!! Pero me gusta más aún poder organizarlas.

Lo que a la gente le resulta un suplicio, para mi es sencillo y divertido. Porque normalmente todo comienza muchos meses antes con unos novios llenos de ilusiones y de maravillosas ideas…pero a ocho semanas de la boda los nervios empiezan a traicionar a la ilusión. Porque bastante tienen ya los pobres novios con atender todas las quejas sugerencias de familiares y demás invitados como para tener que visitar proveedores, elegir el más adecuado, cuadrarlos con otros servicios…y no digo nada si además quieren una boda especial, pensada con cariño, con detalles que los definan y los distingan de otros novios, de otras bodas…

Es en ese punto cuando todas esas fantásticas ideas empiezan a caer por su propio peso.

Lo de decorar el salón del aperitivo de aquella manera que pensamos?? Da igual, que pongan unas flores y listo…

Lo de preparar esos regalos para mis mejores amigas?? No es necesario, ellas ya saben que las quiero mucho…

Y aquello de encargar unos detalles con cartas de bienvenida para los invitados en sus hoteles?? Que va! Bastante que les he buscado yo el hotel…

y lo de iluminar el banquete de una manera especial??…Estás loca.

Tiempo. Junto a un cierto orden y una planificación más o menos certera, es el secreto de este tipo de eventos. Pero quien dispone hoy en día de tiempo suficiente para ello?

Ante tal demanda de ayuda, han surgido en España los organizadores de bodas, que en países como Estados Unidos ya son un clásico…

Un organizador de bodas organiza, planifica y supervisa todo el evento conforme a las necesidades de los novios. Se ocupa de personalizar la boda y hacer que todas esas ideas iniciales lleguen a término. Pero aquí nos gusta darle una vuelta de tuerca y darle más importancia al asunto…cómo? por supuesto, empleando anglicismos. Porque tiene más empaque o seriedad si decimos que hemos contratado a un Wedding Planner en lugar de a un organizador de bodas. Y ya puestos, si nos venden todos los servicios en inglés, pues mucho mejor.

Así que ahora tenemos que contarle a nuestra madre y nuestra suegra que hemos contratado un Wedding Planner, que se va a ocupar de la gestión del timing del evento, del layout del espacio físico, de manejar una check list de los detalles más significativos, de montar el Candy-Bar y el Cigar-Bar y en general, de elaborar el timeline del evento a lo largo del día. Y ahora mira tú la cara de tu madre y tu suegra.

Nos complicamos demasiado…y sin necesidad.

Yo siempre abogaré por las bodas personalizadas, llenas de atenciones, cuidadas, mimadas, con pequeños detalles que hacen que sean especiales, distintas de otras bodas….porque si cada persona es un mundo, su boda debe serlo también. Pero no necesitamos utilizar términos complejos o al menos ajenos a nuestro lenguaje habitual.

Me gustan las bodas. Y me gusta organizarlas. Pero no necesito poner nombre a todo para sentir que son especiales. Cada una es igual de importante y personal que la anterior.

foto: mercedes blanco

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Cualquier día cojo las maletas y …

Y las transformo en algo!

Me encanta mezclar. No me convencen esos espacios tan asépticos y minimalistas en los que parece que solamente falta el cartel de “no tocar” y sería incapaz de vivir en una de esas casas recargadas de recuerdos, artículos acumulados tras años de viajes y colecciones inútiles apiladas en estanterías cuya única utilidad radica en la obligación de limpiar que generan….Porque las casas son para vivirlas, para disfrutarlas. A mi me gusta transformar usos. Convertir en mesa, lámpara, paragüero o butaca objetos que no estaban pensados para ello. Ya os lo dije el primer día, no hay una única forma de percibir las cosas; todo depende del ojo que las mira…..

Un poco de inspiración para este sábado con maletas antiguas

y si os pasa como a mi, que no tenéis unas maletas antiguas tan bonitas…

… os las inventáis!

Feliz fin de semana!

En este post…

Apartment Therapy, Design Sponge, Durabilite, Etxekodeco, The outlet room.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

PopCakes…a mi manera

Como ya estrenamos los DIY hace un par de días con los molinillos, hoy vamos a inaugurar la sección del CIY, es decir, Cook-it-yourself…y como a ti te apetezca! No soy una gran cocinera, pero me gusta y me entretiene, así que de vez en cuando “trasteo” en la cocina de la misma manera que con las manualidades que ya comentabamos el otro día….Para lo que me interesa!!

Hoy vamos a hacer algo muy socorrido para una merienda en casa, para una fiesta con niños, o simplemente para darnos un capricho de vez en cuando. Son los riquísimos PopCakes!! Como vais a ver son muy sencillos de elaborar pero para algo “casero” porque no quedan ni de lejos perfectos!! (Aunque a mi me encantan!) Para hacer una cantidad importante o para un evento especial, yo os recomendaría que se los encargáseis a un profesional porque hacen auténticas virguerías. Yo las mías las encargo aquí y siempre son un éxito!!

De momento hoy vamos a ponernos con las manos en la masa y a preparar unos Popcakes como os decía … a mi manera.

Necesitáis los siguientes ingredientes: un bizcocho (yo he preparado uno clásico de yogur pero os vale cualquiera), chocolate blanco o negro para fundir, queso crema, unos palitos (como los de los molinillos, ya veis que les saco bastante partido) y colorante del color que queráis.

Cuando el bizcocho esté frío, tenéis que deshacerlo en migas pequeñitas, bien con las manos o con un tenedor.

A continuación hay que mezclarlo con el queso crema de manera que se quede más compacto para poder hacer una bola con él y meterlo en la nevera un rato. Después ya podéis formar bolitas con la masa y clavar en cada una un palito, previamente mojado en el chocolate derretido para que se quede más unido a la masa. Los metéis un rato en la nevera de nuevo.

Por último, bañáis cada PopCake en el chocolate fundido y antes de que se seque lo decoráis con virutas de chocolate, de colores…lo que más os guste! Como veréis, yo he usado el colorante para darle tanto al chocolate blanco como a algunos palitos el color “mint” tan de moda esta temporada.

Y éste es el resultado…

Os aseguro que están buenísimos y que en mi casa, con toda seguridad, no llegan a mañana. Así que ya sabéis, si estáis teniendo un verano frío, con días nublados que invitan a quedarse en casa, éste es el fin de semana perfecto para que os animéis con esta receta y sorprendáis a vuestros amigos o niños!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 3

A 3 horas y 33ºC

Hace poco nos escapamos unos días a Roma, la ciudad eterna…Qué maravilla! Sin duda ayudó el sol de justicia que nos encontramos desde el primer día pero que aceptamos con gusto porque de alguna manera estábamos huyendo del frío verano del norte.

Tengo que aclarar que, en nuestros viajes, por lo general solíamos ser los típicos turistas incombustibles. Nuestro planning de viaje, muy sencillo:amanecer antes de que pongan las aceras y en el desayuno – que debe ser contundente para no perder mucho tiempo comiendo – planear la ruta a seguir para que no quede ni una sola esquina de la ciudad sin ver. Y fotos, fotos, fotos…

Por supuesto, a media tarde el cuerpo empieza a desfallecer…Con mucha suerte y haciendo un gran esfuerzo físico, se convierte en un reto aguantar hasta las nueve de la noche para picar algo en cualquier sitio cercano al hotel e irremediablemente caer rendidos nada más atisbar la cama. Unas horas de sueño profundo, suena el despertador …vuelta a empezar.

Pero el último año nuestra forma de viajar ha cambiado. Y en este caso, quizás fuese también un factor fundamental los 33ºC que nos encontramos nada más bajar del avión.

La decisión de vivir la ciudad relajadamente fue la mejor elección que pudimos hacer. No por ello dejamos de visitar el Coliseo, ni el Vaticano, ni Plaza de España, ni las grandes obras de Bernini, Borromini, Miguel Angel, Vignola … pero lo disfrutamos de otra manera.

Alojarnos junto al Panteón fue un gran acierto. Cada noche, el mismo plan. Salir a pasear tranquilamente por esas irregulares callejuelas adoquinadas, y sentarnos a cenar en una trattoria cualquiera … bendita rutina aquella! Y si se puede pedir – que por pedir no quede – cenar en la terraza de alguna piazza, con una temperatura maravillosa y con algún músico amenizando la calle con su guitarra o acordeón… Antes de subir al hotel, parada obligatoria en alguna de las múltiples heladerías de la zona. Nosotros elegimos dos restaurantes distintos para cada noche y los dos nos encantaron: El Clemente, tal vez más correcto, más elegante y con un tiramisú de morir de bueno. Y por otro lado la Antica Trattoria da Pietro al Pantheon que me encantó! Es una de las más antiguas de Roma y después de cenar allí entendimos la razón de que siempre estuviese tan solicitado. El dueño un tipo genial, que nos aconsejó fenomenal sobre qué pedir y la verdad es que acertó. Eso sí, si lo que quieres es cenar en la terraza para disfrutar del ambiente como nosotros, podrás comprobar que se trata de un local “íntimo”…tanto que los de la mesa de al lado estaban a unos diez centímetros!!

Por el día, caminar y callejear, por supuesto, pero con calma. Mucha calma y mucho agua. Y quizás parar a comer en Campo dei Fiori antes de que retiren los increíbles puestos de flores. Si es temporada, unas Carciofi (increíbles las alcachofas italianas) y si no, un risotto o una pasta fresca con trufa nunca decepciona. Pero si te encanta la Mozzarella, hay que comer en el Óbikà. Impresionante la degustación de distintas Mozzarellas que tienen.

Y ya que estamos, y que el barrio invita a ello, unas compras por la zona entre Campo dei Fiori y Piazza Navona…Nada que ver con Via Condotti; que sí, que muy bien, pero que eso ya lo tenemos en España. Me quedo con esas pequeñas tiendas con encanto flanqueadas en su exterior por cualquier mueble de los 50 como si fuese lo primero que han encontrado y que las hace especiales…o será que es mi debilidad??puede ser.

Un día especial, el domingo. Tras visitar San Pedro del Vaticano por la mañana nos dirigimos al Trastévere. Es un barrio especial, para pasearlo, para vivirlo. Conserva gran parte de su trazado medieval y eso es lo que hace que sea tan auténtico y genuino. No recuerdo el nombre de la trattoria en la que paramos a comer; era una de las situadas en la plaza de Santa Maria In Trastevere, pero seguro que cualquiera de las de la zona es un acierto.

Pero para los que busquéis una cena para una ocasión especial, en un sitio con unas vistas de impresión, no dejéis de ir al Restaurante del Hotel Sofitel en la zona alta de Via Lombardia. Fascinante el skyline romano por la noche con la cúpula del Vaticano iluminada como telón de fondo.

Roma es una de esas escapadas pendientes en nuestro calendario que nunca acabamos de hacer porque está ahí mismo, porque ya iremos… Sin duda merece la pena ir, aunque esté a 3 horas y 33ºC.

 

sonando….Toto Cutugno, Lasciatemi Cantare

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0