un apartamento en roma

Hoy cambiamos temporalmente de país y nos vamos a Italia. Por si estáis pensando que yo viajo mucho, no podéis estar más equivocados…ojalá pudiera! Lo que pasa es que tenía algunos posts pendientes de antiguos viajes y he pensado en enseñaros alguno. Hoy quiero hablaros de mi primera experiencia con Airbnb. Todos los años hacemos un viaje las mujeres de mi familia. Somos una familia pequeña y dispersa, así que hace unos años decidí crear esta tradición que nos obliga a reunirnos a todas en un viaje anual donde no existen otro tipo de condicionantes o ataduras; solamente nosotras…desde la niña hasta la abuela.

En nuestro último viaje fuimos a Roma y teníamos claro que siendo seis personas y con una niña pequeña, la mejor opción era coger un apartamento. Como ya os contaba este verano, cuando busco un apartamento vacacional, personalmente solamente quiero minimalismo absoluto. Porque no es lo mismo quedarse en casa de algún amigo, donde me encanta que tenga su esencia, su personalidad, su vida…que en una casa de desconocidos. Busco el menos es más sin lugar a dudas.

Así que cuando encontré este apartamento no me lo pensé dos veces. Porque no tenía absolutamente nada. Solamente el encanto de un espacio singular que, sin poner un solo elemento decorativo, tenía una personalidad brutal. Es uno de esos lugares que, o te encanta, o te espanta. Además estaba muy bien situado. Tanto, que el primer día no pudimos alejarnos demasiado del apartamento por una maleta que nos habían perdido y aún así vimos mucho de Roma. Y el anfitrión, de diez.

Mi primera experiencia con Airbnb fue fantástica y recomendable, sin duda para repetir.

apartamento viaje roma_dryb (6)apartamento viaje roma_dryb (4) apartamento viaje roma_dryb (13)apartamento viaje roma_dryb (8)apartamento viaje roma_dryb (12) apartamento viaje roma_dryb (9) apartamento viaje roma_dryb (5)apartamento viaje roma_dryb (1) apartamento viaje roma_dryb (2)apartamento viaje roma_dryb (11) apartamento viaje roma_dryb (10) apartamento viaje roma_dryb (3)

Fotos web Airbnb

¿qué tal vuestras experiencias con Airbnb?

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Viaje por Aquitania. Parada 3: Saint-Émilion y Bergerac

Tras dos días de intensa maratón por Burdeos y alrededores (como os enseñé en las entradas que publiqué hace unos días y cuyos enlaces os dejo aquí y aquí), decidimos pasar una noche en Saint-Émilion, un precioso pueblo vinícola a unos 45 minutos de Burdeos.

Al viajar con una niña, descartamos la opción de visitar bodegas y nuestra idea se centraba en conocer el pueblo, comprar algunas botellas de vino y descansar en algún hotel bonito. Saint-Émilion forma parte del patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1999 y no hay una calle que desmerezca el título. Con pendientes muy pronunciadas y pavimentos empedrados, todo este pueblo medieval parece haber salido de una película.

viaje saint émilion et bergerac_dryb (6) viaje saint émilion et bergerac_dryb (8) viaje saint émilion et bergerac_dryb (9)viaje saint émilion et bergerac_dryb (5)Se pueden hacer visitas guiadas, subidas al campanario de la Iglesia para contemplar las vistas, rutas en bicicleta desde los viñedos, visitar las diversas vinotecas que hay por sus calles,…y por supuesto, comprar los famosos macarons de Saint-Émilion (una receta de 1620 de las hermanas Ursulinas que se instalaron en el monasterio del pueblo). Nosotros nos dedicamos simplemente a pasearlo y a disfrutarlo, sin prisa y sin planes. Comimos fenomenal en un restaurante cualquiera que nos habían recomendado y, como era noviembre, no tuvimos que sufrir el agobio del turisteo. Tan relajados y desconectados estuvimos, que apenas tengo fotos de esta parte del viaje para enseñaros. Recuerdo haber hecho algún stories para instagram y poco más…

Para pasar la noche, quisimos buscar un alojamiento un poco especial. Nos habían recomendado pasar la noche en algún château de la zona de viñedos y sin duda fue una elección fantástica.

viaje saint émilion et bergerac_dryb (13) viaje saint émilion et bergerac_dryb (12) viaje saint émilion et bergerac_dryb (11)El recorrido es una preciosidad, extensiones infinitas de viñedos que en esta época del año tenían un color espectacular. Nuestro château era el de la imagen que os enseño a continuación (y que pertenece a la web del mismo), pero da lo mismo uno que otro. Todos son un espectáculo. Nosotros pedimos una habitación con vistas a los viñedos y el atardecer fue un espectáculo.

viaje saint émilion et bergerac_dryb (4)Al día siguiente, después de desayunar volvimos a Saint-Émilion a comprar algunas botellas de vino ya que la víspera habíamos sido incapaces de decidirnos entre tanta variedad y habíamos tenido que hacer una pequeña labor de investigación y lectura nocturna.

Y dirigiéndonos hacia nuestro nuevo destino, paramos a comer en Bergerac, ya en el departamento de La Dordogne. Quizá, como se trató de una parada no planificada, no esperaba encontrarme con un pueblo tan bonito. La parte antigua, llena de jardines floridos en torno a los cuales hay muchísimas cafeterías y restaurantes, es un conjunto laberíntico de calles y plazuelas con una arquitectura maravillosa.

Y por supuesto, fuimos a ver a Cyrano y a su enorme nariz.viaje saint émilio et bergerc_dryb (16)

viaje saint émilion et bergerac_dryb (14) viaje saint émilion et bergerac_dryb (15)viaje saint émilion et bergerac_dryb (1)Y continuamos camino, dirigiéndonos hacia el lugar que más ganas tenía servidora, la cuna del Río Dordoña donde visitaríamos algunos de “les plus beaux villages de France”. No os perdáis el próximo post sobre este viaje, os aseguro que os va a gustar.

Un adelanto…

IMG_6805Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

os invito a mi estudio

A falta de un par de entradas más sobre el viaje a Francia, que estarán a punto de caer, hoy os invito a pasear por mi modesto estudio.

Me gusta recibir a mis invitados -a veces amigos, a veces clientes, a veces compañeros… a menudo las tres cosas- con este cuadro que me regalaron. Representa una obra en construcción, quizá parada, quizá avanzando rápidamente…en constante cambio, como yo.

fotos estudio dryb detalles (1)

Me gusta tener flores.

fotos estudio dryb detalles (4)fotos estudio dryb detalles (3)Guardo elementos en desuso que ya nadie quiere pero que me traen recuerdos.

fotos estudio dryb detalles (5)Guardo trastos de alguna obra con regalos de gente que quiero. Y tengo velas por todas partes.fotos estudio dryb detalles (9)

Tantas velas, que hasta compré un antiguo arcón de iglesia que se empleaba para guardarlas precisamente (y que probablemente tenga un nombre técnico que no logro recordar…).

fotos estudio dryb detalles (10)Colecciono recuerdos de viajes y mientras trabajo, pienso en el siguiente.

fotos estudio dryb detalles (12)De vez en cuando miro atrás, porque no quiero olvidar a quien me dio una oportunidad en algún momento de mi vida. La gente olvida con demasiada facilidad…

fotos estudio dryb detalles (6)

A menudo me tomo el café sola, pero siempre tengo una silla para quien quiera venir a trabajar, a hablar o simplemente, a desconectar.

fotos estudio dryb detalles (11) fotos estudio dryb detalles (13)

Coleccionaría lámparas si pudiera. Nada me gusta más.

fotos estudio dryb detalles (14)fotos estudio dryb detalles (16)fotos estudio dryb detalles (15)Me siento mucho en el suelo, las cosas se ven con otra perspectiva desde ahí abajo y, en este mundo, hay que tener los pies en la tierra.

fotos estudio dryb detalles (17)fotos estudio dryb detalles (18) fotos estudio dryb detalles (8)

Y hasta aquí, pequeñas confesiones sin demasiada importancia.

 

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Viaje por Aquitania. Parada 2: Cité Frugès

Ayer os hablaba de nuestro paso por Burdeos hace unos meses. Tras dos días allí, nuestra siguiente parada estaba en los viñedos de Saint-Émilion, a escasos 50 kilómetros de la ciudad. La intención principal de este viaje era precisamente la de aprovechar todas las ventajas que ofrece moverse en coche: libertad de horarios, posibilidad de parar donde quieras, disfrutar del paisaje… Así que antes de abandonar Burdeos decidimos acercarnos a Pessac, a unos 8 km al suroeste de Burdeos, donde se encuentra la Cité Frugès de Le Corbusier, clasificada como Patrimonio de la Humanidad de La UNESCO desde 2016. Y si has estudiado Arquitectura y tienes una obra de Le Corbusier, Mies o Wright en cien kilómetros a la redonda, no te lo piensas.

plano cite fruges

Entre 1920 y 1923, Le Corbusier publicaba “Vers une architecture”, donde defendía la vivienda social económica a la vez que entendía las viviendas como “máquinas de habitar”.

Henry Frugès, un industrial azucarero de la zona, encargó a Le Corbusier y a Pierre Jeanneret el proyecto de La Citè con la idea de que Pessac fuese el laboratorio para llevar a la práctica sus teorías. Frugès buscaba viviendas para dar alojamiento a sus trabajadores. En cuanto al emplazamiento, se basaba en varias premisas: Por un lado, debía estar en una zona rodeada por bosque, para dar calidad de vida a los habitantes. Por otro lado, junto a las vías del tren, símbolo de modernidad. También debía estar cerca de la fábrica donde trabajaban. Por último, debía estar cerca del Hospital de tuberculosis, enfermedad muy habitual de la época.

foto archivo cf                                                      foto de archivo Fundación Le Corbusier

Este proyecto fue la primera versión de la ciudad jardín horizontal de Le Corbusier, aunque sus cinco puntos de la arquitectura ya venían aplicándose en otros proyectos. También incorporó en estas viviendas la policromía, empleando tres colores (verde, rojo y azul). Como decía en sus textos: “La policromía tiene un poder psicológico excepcional pues suprime la sensación de masa y amplifica la sensación de planos y áreas.”

Del proyecto previsto, 135 viviendas, finalmente se realizaron únicamente 53, de las que se conservan 50 hoy en día divididas en seis tipologías: Quinconce (escalonada o damero) , Gratte-ciel (rascacielos), Jumelle (gemela) , Zig-zag, Arcade (arcada)  e Isolèe (aislada). Aunque las más representativas son cuatro: escalonada, rascacielos, arcada y aislada.

Actualmente, una de las casas gratte-ciel es de propiedad municipal y está habilitada como casa museo y puede visitarse durante todo el año.

viajes dryb_cité frugès (16)viajes dryb_cité frugès (1)viajes dryb_cité frugès (2)viajes dryb_cité frugès (3)viajes dryb_cité frugès (7)viajes dryb_cité frugès (8) viajes dryb_cité frugès (9) viajes dryb_cité frugès (10) viajes dryb_cité frugès (11) viajes dryb_cité frugès (5)viajes dryb_cité frugès (13) viajes dryb_cité frugès (14) viajes dryb_cité frugès (15) viajes dryb_cité frugès (4)viajes dryb_cité frugès (18) viajes dryb_cité frugès (19)viajes dryb_cité frugès (12)Algunas viviendas han sido “personalizadas”, otras han perdido su policromía original….pero otras por suerte mantienen su esencia intacta. Me pregunto cuántas personas darían lo que fuera por vivir en una obra de Le Corbusier y sin embargo…esto.

viajes dryb_cité frugès (17)

Os dejo aquí el enlace del primer post del Viaje a Francia, por si os lo perdísteis.

Pat

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

Viaje por Aquitania. Parada 1. Burdeos

Tenía pendiente contar por aquí un viaje que hicimos hace casi tres meses. Aunque fui publicando algunas imágenes en mi cuenta de Instagram (@derosasybaobabs), no quería que unos días tan bonitos se redujesen a tres fotos y siempre creo que el blog es un buen diario de viaje para consultar uno mismo dentro de un tiempo, cuando no recordemos nombres, fechas y lugares y también, porqué no, para alguien que quizá esté interesado en hacer un viaje similar y le sirva de pequeña guía.

Hacía tiempo que teníamos ganas de viajar por Francia en coche, pero todas las rutas que nos gustaban suponían estar fuera más de una semana y compatibilizar vacaciones escolares con nuestros trabajos, ya resulta a menudo bastante complicado. Así que escogimos un puente de cinco días para la escapada. Probablemente en una fecha poco recomendada, noviembre, donde la posibilidad de lluvia continua en Francia era previsible y con una niña pequeña en su primer viaje sin silla. Pero mi profesor de francés me había ayudado a organizar la mejor ruta que podíamos imaginar por la región de Aquitania (Gironda y Dordoña) así que nos daba todo igual!

En cuanto a los niños, hay muchas formas de concebir viajes…cada familia decide cuándo con ellos sí o cuándo no, o sabe si serán capaces de aguantar el cansancio de jornadas de caminata continua, si será mejor escoger un viaje adaptado para niños…En ese sentido, nosotros, aunque no hemos viajado en exceso con nuestra hija, decidimos que siempre vendría con nosotros por lo que hemos ido poco a poco adaptándola a los viajes que hacemos. Primero por España y con silla de paseo, porque aún echaba siestas. Después, en un par de viajes fuera de España utilizando cada vez menos la silla. Y en esta ocasión, aunque la llevamos, no la usamos más que unas horas.

Fue un viaje de caminar mucho, de ver, de subir cuestas de caminos empedrados…y de verdad, aguantan mucho más de lo que creemos. Quizá el truco esté en hacer del viaje un juego continuo para conseguir que se interesen por lo que ven y que todo sea divertido. Pero se puede conseguir sin ninguna duda.

Nuestra primera parada fue en Burdeos, donde fuimos directamente desde Asturias. Nos alojamos en un hotel a cinco minutos del La Catedral de Saint-André. Es una ciudad pequeña que se recorre a pie tranquilamente en su mayoría, aunque hay mucho que ver. Nosotros teníamos dos días para hacernos una idea general de la ciudad.

viaje burdeos dryb (3)viaje burdeos dryb (2)viaje burdeos dryb (14)

Gracias a una amiga de instagram que vive allí desde hace unos años (para que veáis que las redes sociales a veces ayudan mucho…gracias Guiomar!) teníamos un recorrido fantástico organizado. Callejeando desde la catedral, llegamos a Rue Sainte-Catherine, una larga calle comercial que recorre de norte a sur la zona céntrica de la ciudad.

viaje burdeos dryb (5)

Subimos paseando hasta Place de la Comédie, donde está la Ópera National y el famoso Grand Hôtel con el restaurante de Gordon Ramsay. No olvidemos que íbamos con una niña pequeña recién llegada de un viaje largo, así que paramos en un precioso tiovivo ubicado al lado, en Allée de Tourny.

viaje burdeos dryb (10)

Y como nos habían recomendado, compramos unos “canelés” de La Toque Cuivré (place gambetta y rue st.catherine). De ahí,…y no de la competencia nos insistió Guiomar, y le hicimos caso. Fantástica elección!

A esas horas y por la época del año en que estábamos pronto se hizo de noche, así que volvimos al hotel por las calles aledañas a St. Catherine pasando por la Place Camille Jullian donde encontramos Cinema Utopía, un cine poco convencional puesto que ocupa el lugar de la que fue la Iglesia de Saint-Siméon. Merece la pena pasar aunque sea a tomar algo en la cafetería que hay en la entrada y si vais sin niños, la opción de ver una película en versión original en un emplazamiento así, seguro que merece la pena.

Al día siguiente, retomamos la parte sur de St. Catherine desde Porte d’Aquitaine, con un comercio de menor envergadura, una zona más austera y con menor presencia de turismo.

A media mañana, tras un re-desayuno en Place du Parlament, nos dirigimos hacia la más que conocida Place de la Bourse con parada obligada en Le Miroir d’eau. Lástima que fuese invierno para descalzarnos y pasear por ella…aunque lo hicimos con botas y sumo cuidado ;)

viaje burdeos dryb (6) viaje burdeos dryb (7) viaje burdeos dryb (9) viaje burdeos dryb (8)

Paseando junto al Río Garona y dejando atrás Le Pont de Pierre, llegamos hasta la Place des Quinconces, el paraíso absoluto de los niños. Un parque lleno de atracciones, castillos hinchables, colchonetas…y por supuesto, la enorme noria que ya forma parte del skyline de la ciudad. Y sí, hubo que subir dejando el vértigo a un lado…

viaje burdeos dryb (11)viaje burdeos dryb (12) viaje burdeos dryb (13)

Tuvimos mucha suerte con un tiempo que nos acompañó durante todo el viaje, así que aprovechamos para comer en las inmediaciones del Jardín Público. Una preciosidad que no podéis dejar de visitar, como ocurre con la mayoría de parques franceses.

viaje burdeos dryb (15)

Toda esta zona norte de la ciudad nos encantó, aunque no puedo recordar el nombre de muchas calles, pero merece la pena perderse por ellas. Lo que sí recuerdo fue la calle Rue Notre Dame que nos encantó (aquí entramos a hacer unas compras a Do you speak Français, una tienda de objetos hechos exclusivamente en Francia: deco, ropa y también algo de cosmética), en dirección a la Iglesia St.Louis des Chartrons y al mercado del mismo nombre (Halle des Chartrons). Toda esa zona es una maravilla llena de pequeñas cafeterías, tiendas y galerías donde pasar una tarde entera. (Anotad el barrio de Chartrons sin ninguna duda!).

viaje burdeos dryb (16)

viaje burdeos dryb (1)

En cuanto a la famosa Cité du Vin (XTU Architects), solamente pudimos verla por fuera ya que no nos llegaban las horas para mucho más y en su lugar optamos por una opción que os contaré en la siguiente parte de este post.

Como algo pendiente, nos quedó visitar el Darwin Eco-système en el margen derecho del río Garona, un antiguo cuartel convertido en un centro alternativo dedicado al desarrollo económico responsable y sostenible, un lugar donde impulsar start ups comprometidas con el medio ambiente, donde realizar eventos, espacio de coworking…sin duda un lugar más que interesante que merecía una visita más completa. La próxima vez será!

De vuelta al hotel, y aprovechando que no llovía y que en las terrazas se estaba de maravilla, cenamos en el Barrio de Saint-Pierre, que recuerda un poco al Born de Barcelona con ese encanto de pequeñas callejuelas llenas de cafeterías, restaurantes…

viaje burdeos dryb (4)

Al día siguiente, dejábamos Burdeos en dirección a Saint-Émilion y sus maravillosos viñedos, no sin antes hacer una parada técnica en un lugar que os contaré en la próxima entrada.

Pat

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 2

Ya nadie lee. Perfecto para empezar de nuevo.

Hace un tiempo que no escribo, y es que dicen que ya nadie lee blogs, que solamente sirve escribir por cuestiones de posicionamiento web y que con las redes sociales la gente tiene bastante.

Probablemente sea cierto, porque yo recuerdo perfectamente esa época en la que guardaba cuidadosamente en la sección de favoritos de mi ordenador un listado de blogs que leía cada mañana. Sabía de memoria a qué hora se actualizaba cada uno con alguna nueva publicación y las esperaba como agua de mayo. Blogs clasificados por categorías: decoración, moda, cocina, viajes, belleza, maternidad, bienestar, manualidades… El primer paso del cambio fue la pérdida de categorías, cuando muchos de ellos pasaron a englobarse en un mismo cajón denominado “lifestyle”. Aunque me dio mucha pena, es un cambio que yo misma experimenté porque hablar siempre de lo mismo me resultaba tremendamente aburrido. Así que en cierto modo entiendo esta diversificación de muchos de ellos.

Cuando abrí el blog estaba embarazada y tenía mucho tiempo libre, así que hacía manualidades, muchísimas manualidades…y de eso iba el De rosas y baobabs original. Después comencé de manera fortuita a decorar algunas bodas y el contenido de mis posts fue derivando hacia este tipo de eventos. Pero siempre supe que no podría escribir exclusivamente sobre bodas o dedicarme de manera expresa solamente a ellas. Porque tampoco estaban directamente realcionadas con mi profesión.

Y así fue cambiando el contenido del blog a lo largo de los años . Y tanto, tanto decían que la gente no leía, que dejé de escribir. Porque ¿para qué? ¿para quién?

Me acuerdo muy bien cuando comencé.

La primera decisión importante fue elegir un nombre. Ahora sé que era lo suficientemente importante como para haberlo pensado más, pero en ese momento el blog no era más que la pretensión de un lugar de recreo y no le di demasiadas vueltas. El siguiente capítulo fue una catastrófica aproximación a wordpress, con sus consecuentes meteduras de pata que poco a poco fui solucionando. Ya estás dentro. Escribes algo, lo lees cien veces y pulsas por fin la tecla de Publicar.

Ya está, ahí expuesto, a la vista de todos…¿quiénes son todos?

Cuando publicas tu primer post te sientes como si hubieses parido el primer número del Washington Post, pero la realidad es que te lee tu madre, tu pareja y tu amiga de confianza a la que has confesado no muy convencida la creación de ese blog.

Pero el SEO de verdad lo creó tu madre, porque nadie mejor que ella para hacer que tu blog se posicione en el top ten de su peluquería, su grupo del café, sus contactos de facebook y de cualquier persona que mencione delante de ella que tiene un móvil. Y si no saben cómo compartir tu post, ella ofrece una masterclass gratuita.

No tengáis duda, las madres han sido el motor y el impulso de muchas cuentas que ahora conocemos.

Hay algo muy postivivo en el comienzo de un blog, y es que te lee tan poca gente que te sientes libre. Libre para escribir sobre lo que quieras, libre para opinar, … libre porque sabes que solamente te sigue gente que confía en ti y en tu honestidad. Y ahí reside el origen de eso que ahora llaman influencers. En la capacidad que tuvieron un día algunas personas para convencernos de la conveniencia de una cosa con respecto a otra. Ahora cuesta distinguir esa honestidad y nuestra posición ante cualquier publicación debe ser la misma que cuando vemos un anuncio de televisión. Debemos ser críticos, libre pensadores y mirar todo con cierta distancia y perspectiva.

Para influencer mi madre, que convenció a cientos de personas para que un día comenzasen a seguir los pasos de De rosas y baobabs.

mamá

Es un buen momento para retomar las buenas costumbres, o al menos aquellas que nos hicieron felices un día.

Pat.

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 4

aceites esenciales en casa

No hace mucho más de uno o dos años que descubrí los aceites esenciales y me enganché a ellos. Fue precisamente Laura Miranda de My Wellness Lab (de cuyo libro os hablaba en la anterior entrada del blog) quien me habló por primera vez de su uso. Confieso que me caracterizo por una absoluta falta de olfato, o mejor dicho, por un olfato sin educar. Pero sé lo que me gusta y lo que no. Algo parecido a lo que ocurre tantas veces con una botella de buen o mal vino. Y aunque el uso de los aceites esenciales va mucho más allá de un siemple olor, si no nos gusta, jamás seremos capaces de usarlo para nada. Tienes que encontrar los tuyos propios.

Aunque ahora compro diferentes aceites destinados a usos diversos, sigo sin ser una experta en ello así que hace poco estuve con Sira Alonso, responsable del centro de bioestética y terapias alternativas Muy Natur de Oviedo, quien me dió a conocer alguno nuevo y me habló acerca de sus posibilidades y usos terapeúticos, que ahora os contaré.

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diversos tejidos vegetales y que contienen numerosos compuestos químicos naturales, por lo que muchas veces se emplean como os decía con fines terapéuticos, como en la aromaterapia. Se obtienen mediante procesos de destilación, arrastre por corriente de vapor de agua o por otros medios de extracción de las partes de la planta que contienen las glándulas secretoras.

Un error habitual que yo cometía, era confundir los aceites vegetales al uso como el almendras, romero, oliva, argán o jojoba con los aceites esenciales. Los primeros, podemos aplicarlos sobre la piel tranquilamente en tanto que los segundos no. Si bien es cierto que los aceites esenciales tiene propiedades antibacterianas, relajantes, estimulantes, fungicidas, repelentes de insectos…debemos utilizarlos con cautela, sin aplicarlos directamente sobre la piel y en nunca en grandes dosis.

Sira nos recomienda comprar siempre aceites esenciales de calidad, 100% puros, BIO y quimiotipados (que se hayan analizado sus características bioquímicas según cómo y dónde haya crecido la planta de la que se extrae, así se puede saber más acerca de sus propiedades terapeúticas o de su toxicidad).

Para aplicarlos sobre la piel es necesario diluirlos, por ejemplo, en un aceite vegetal como los que os nombraba anteriormente.

Hoy os voy a enseñar los que yo he probado en los últimos meses, aunque alguno ya me acompaña desde hace tiempo:

Aceite de lavanda

Aceite de geranio

Aceite de citronela

Aceite de mandarina

Aceite Ylang Ylang

Otro día os hablaré sobre el famoso Aceite de árbol de té, que yo utilizo muchísimo, pero que últimamente ha creado mucha controversia, así que necesito leer e investigar más sobre el mismo antes de contaros nada.

Yo os voy a contar cómo empleo cada aceite de manera personal, pero os voy a dejar algunos enlaces (la mayoría de ellos al blog de Muy Natur ) donde podréis encontrar mucha más información.

ACEITE DE LAVANDA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (6)Yo lo utilizo por su acción calmante y relajante, principalmente en baños y en masajes. Para los baños, añado unas gotitas en un vaso de leche que añado al agua (la leche hace de capa protectora de la piel) o tambien sobre una cucharada de sal rosa del Himalaya. Para los masajes, con un aceite vegetal. Pero recordad, nunca sobre la piel directamente ni en el agua de la bañera sin más, que es lo mismo.

aceitesesenciales_dryb (2) aceitesesenciales_dryb (4) aceitesesenciales_dryb (1)ACEITE DE GERANIO (enlace blog)

aceitesesenciales_dryb (11)Me encanta el olor! Muchísimo…así que principalmente lo uso en mi difusor para que la casa huela a fresquito, a flores pero sin recargar. El que yo utilizo se vende en Muji  (os he dejado el enlace a la tienda online). Sin embargo, tiene muchas más propiedades (fungicidas, antihemorrágicas, antisépticas…); os invito a leer sobre ello.

aceitesesenciales_dryb (12) aceitesesenciales_dryb (10) aceitesesenciales_dryb (5)ACEITE DE CITRONELA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (9)Este aceite también lo uso desde hace tiempo. Siempre me lo llevo de vacaciones y si hay mosquitos, vaporizo agua con unas gotas de aceite en la estancia en la que estamos y funciona muy bien.

Así como la lavanda relaja, la citronela estimula, así que lo añado a mi vaporizador en aquellos momentos en los que necesito estar concentrada y activa. Y de la misma manera que añado el de lavanda a un baño relajante (en leche o sal, recordad) añado el de citronela cuando me hago la pedicura ya que funciona como un fantástico desodorante dejando los pies fresquitos.

aceitesesenciales_dryb (8)ACEITE DE MANDARINA ROJA (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (7)Por su olor, es el que más empleo por las mañanas. Después de la ducha, añado tres gotitas sobre un aceite o hidratante corporal y ese día no utilizo ningún tipo de perfume o colonia. Me encanta el olor de la piel con este aceite. Es relajante y fresco a la vez pero con un leve toque dulce. También es un aceite fantástico para masajear la tripita de los niños cuando les duele, en cólicos etc… (nunca en bebés de menos de 3 meses y siempre diluido en aceite vegetal y respetando las dosis recomendadas. Aquí os dejo un enlace dónde podréis ver los distintos tipos de aceites recomendados para niños y sus dosificación).

ACEITE YLANG YLANG (enlace blog Muy Natur)

aceitesesenciales_dryb (3)

 Al igual que el resto de aceites esenciales de los que os he hablado, el aceite ylang ylang cuenta con numerosas propiedades terapeúticas y se emplea, entre otras cosas, como “tranquilizante” para casos de estrés, ansiedad, pánico…se dice que tiene propiedades “armonizadoras”.

Mi amiga Laura habla de él en su libro como uno de sus olores preferidos. Sin embargo, cuando yo lo usé no me emocionó…o no lo que debía. Os lo he puesto como ejemplo precisamente para recordaros lo que os decía al principio del post. No compréis sin más, tenéis que encontrar vuestro olor, no el que me fucnione a mi ni a nadie. Aquel que os proporcione lo que buscáis, con el que estéis cómodos. Después, ya iréis encontrando sus aplicaciones y podréis experimentar.

 

Pat

Gracias Sira ;)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

10 razones para quererte. 10 razones para leer este libro.

Cuando Laura me hizo llegar un ejemplar de su libro recién salido de imprenta me hizo muchísima ilusión. Admiro enormemente la capacidad de cualquier persona para escribir un libro por la constancia, el esfuerzo y la capacidad intelectual que supone. Pero seamos honestos, hay demasiados libros huecos y faltos de contenido real últimamente. Así que cuando encuentras un libro interesante y que además es fiel a la persona que lo escribe, a su forma de vida y a sus principios, es la honestidad de ese libro la que proporciona más veracidad y calidad, si cabe.

Lo primero en lo que pensé nada más tenerlo en casa fue en tratar de prestar toda mi ayuda a su difusión porque Laura es mi amiga. Sacar unas fotos bonitas, de esas que tan bien funcionan en redes y subirlas a mis perfiles acompañadas de un post que hablase de las virtudes de ese libro. De un libro que aún no había leído porque no llegó en su mejor momento, o en el mío. Pero si una de las cosas que más admiro de Laura es la franqueza de sus actos, hablar de su libro debía ser desde un punto de vista igual de franco. Así que le di tiempo al libro y tiempo a mi misma.

Vaya por delante que no soy lectora habitual de libros de auto ayuda porque llegado un momento, me pasa con ellos como con esos coaches (algunos coaches) que proliferan últimamente lanzando únicamente mensajes positivos. Si quieres, puedes. Pues mire usted, eso es mentira. No todo se puede, así que lo que busco es hacer mi camino más cómodo, más fácil, menos duro.

Tres diamantes para tu bienestar me ha acompañado en diversos viajes estos últimos meses. Viajes vacacionales, familiares… y otros viajes más interiores.

TRESDIAMANTESPARATUBIENESTAR_DRYB

Hoy puedo hablarte de las 10 razones por las que deberías tener este libro siempre a mano.

1. Porque necesitas un cambio desde hace tiempo y no sabes cómo empezar. Las redes sociales y la publicidad nos envían continuamente mensajes que nos generan una gran inseguridad personal. Tengo que hacer deporte, tengo que comer sano, tengo que hacer yoga, tengo que dedicarme tiempo…y exactamente lo mismo hacia nuestros hijos. La excesiva auto-exigencia está minando nuestro bienestar. Necesitamos parar, respirar, perdonarnos nuestras imperfecciones y abarcar cualquier cambio de forma calmada, poco a poco. Así he leído yo este libro, comenzando por la parte que más necesitaba y extrayendo de él lo que creía que podía adaptar a mi vida sin presiones.

2. Porque no vende motos. Todo lo que Laura cuenta está basado en su vida, en años de leer, de buscar, de conocer, de equivocarse y de acertar. Insisto, es mi amiga, no os miento.

3. Porque encontrarás respuestas a muchas cosas que te pasan y podrás entenderlas. Los sentimientos nos generan muchas veces sensación de soledad, de incomprensión. ¿Cuántas veces has pensado que eres la única así?

4. Porque aprenderás a aceptarte, a no juzgarte y a perdonarte por tus errores. O al menos, sabrás que estás en tu derecho de hacerlo. Este libro te recordará que debes quererte más.

5. Porque los cambios radicales son imposibles salvo en situaciones extremas, pero darás pequeños pasos encaminados a mejorar tu cuerpo, tu mente y tu alma. Y una vez que empieces, después no supondrá sacrificar tiempo porque vendrá solo. Tu cuerpo, que es my inteligente, te lo pedirá.

6. Porque te ayudará a mejorar tus hábitos alimenticios y los de tu familia. Te dará unas pautas sobre cómo hacer una compra más saludable y aprenderás por fin a diferenciar todas esas semillas, cereales y especias de las que has oído hablar. No tienes que cambiar tu vida de golpe. Pero si tu deseo es mejorar, comenzarás a leer más sobre ello como hice yo y en tu cocina nunca volverá a haber algunos productos nada beneficiosos para la salud.

7. Porque puedes leerlo como te apetezca. Empieza por el “diamante” que necesites y retómalo sin prisa por donde quieras.

8. Porque es un ejercicio de introspección personal. En el libro encontrarás algunos ejercicios y test que te propone y que te ayudarán a visualizar mejor tu situación. Yo confieso no haber escrito en el libro porque me daba pena y lo hice en un papel…

9. Porque estarás trabajando para que tu vida mejore. Según pasan los años, te das cuenta de que son varios los factores que deben concurrir para que seamos felices. Todo lo que pasa en nuestro entorno, todo aquello que no podemos controlar, problemas familiares, profesionales, exigencias personales…todo junto nos desborda, pero no lo asumimos, no lo manifestamos. Necesitamos convertirnos en mujeres fuertes y seguras (y digo mujeres porque Laura siempre dice que su libro es muy femenino…) y para ello debemos estar bien tanto exterior como interiormente. Debemos trabajar en ello.

10. Darás las gracias. Nos cuesta una vida entera aprender a agradecer lo que tenemos. Cada mañana, cuando abras los ojos. Cada noche, antes de cerrarlos. Darás las gracias. Y estarás un paso más cerca de ser la persona más feliz.

Lo podéis encontrar en Fnac, Casa del libro, Amazon…

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

alquilar en verano

Al hilo de lo que hablábamos ayer….

Querido propietario de una casa de verano:

Agradezco alquilar tu apartamento y encontrarlo limpio. Agradezco encontrar en él lo que más odiaría en mi propia casa: espacios neutros, vacíos, sin demasiada personalidad, sin historias, sin color en exceso y sin vidas ajenas. Porque no vengo a quedarme y pero el tiempo que esté quiero hacerlo mío.

Agradezco las toallas blancas, las sábanas blancas. La simplicidad, la pureza aparente.

alquiler_de_verano_dryb (16) alquiler_de_verano_dryb (15) alquiler_de_verano_dryb (4)

Agradezco los colores que evocan verano y playa. Los detalles, el cariño manifiesto puesto en todo pero sin estridencias ni complicaciones.

alquiler_de_verano_dryb (17)  alquiler_de_verano_dryb (3) alquiler_de_verano_dryb (10) alquiler_de_verano_dryb (9) alquiler_de_verano_dryb (18) alquiler_de_verano_dryb (19) alquiler_de_verano_dryb (23)

alquiler_de_verano_dryb (11)alquiler_de_verano_dryb (2)

Agradezco quitar etiquetas y estrenar.

alquiler_de_verano_dryb (6) alquiler_de_verano_dryb (20) alquiler_de_verano_dryb (21) alquiler_de_verano_dryb (8)

Agradezco el esfuerzo por hacer que lo antiguo parezca nuevo.

alquiler_de_verano_dryb (22) alquiler_de_verano_dryb (24)

Agradezco que hayas despersonalizado tu casa, porque no te conozco. Los detalles, ya los pongo yo.

alquiler_de_verano_dryb (14)

Agradezco que nos hagas sentir como en casa. Como en la nuestra, no como en la tuya.

alquiler_de_verano_dryb (13) alquiler_de_verano_dryb (1)

Gracias Ellen por hacer un año más que sólo nos preocupemos de disfrutar.

Pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0

lo mejor que te puede pasar se llama IKEA

Es probable que lo que cuento en esta entrada sea algo más que evidente. Sin embargo, cada vez estoy más convencida de que no siempre es así, la experiencia me lo demuestra. Estamos muy mal acostumbrados a la estética que se vende en redes sociales, donde cada detalle está estudiado, ya sea en la mesa de un desayuno, en un evento, en un look o en la decoración de una casa. Por supuesto estoy hablando de las cuentas de perfiles profesionales, no de las personales donde, por suerte, todo cabe (todavía!). Y digo que estamos mal acostumbrados porque en ocasiones llegamos a creer que esa perfección se traslada a la vida real. No hay que ser muy listo para saber que no es así. Nuestras vidas son endiabladamente imperfectas por fortuna. Pero si quiero vender algo, debo mostrar su mejor cara, es evidente.

Hoy  quiero poner un poco el grito en el cielo por las imagenes (y que por desgracia se corresponden con la realidad) que encontramos cuando buscamos alquilar o comprar una casa. Fotos oscuras, borrosas, camas deshechas, baños sucios y desordenados, casas erróneamente personalizadas (erróneamente para vender, no para vivir)…algunas se pueden oler a través de la pantalla, seguro que os ha pasado en alguna ocasión. Imagenes que parecen mostrar la escena de un crimen o el escenario de una película de serie B. Nadie quiere ver eso, nadie lo necesita.

Por suerte cada vez hay más alternativas para la venta de inmuebles como el Home Staging, aunque también se venda mucho humo. Y humo del caro.

En el caso de los alquileres es igualmente palpable. Vamos a ponernos en situación. Llega el verano y buscas un apartamento donde pasar unas relajadas vacaciones con tu familia, con tus amigos o con tu pareja. La vida a la que aspiras durante esos días es sencilla. Desayunos sin prisa, jornadas de playa, una ducha relajada, salir a cenar o tomarte una copa en la terraza y hablar durante horas. Seguro que en Airbnb has visto la casa de tus sueños, pero ya, que es imposible. Así que buscas algo sencillo, aséptico, anodino…limpio. Nunca seré tan admiradora del minimalismo extremo como cuando busco apartamentos de alquiler.

Si pretendes alquilar tu casa, hay ciertas premisas que debes tener claras:

- Menos es más. Quien va de vacaciones no va a limpiar y espera que esté todo limpio. Tus colecciones y los objetos decorativos inncesarios no interesan a nadie.

- Que poner los pies en la tierra no sea un sacrificio. O lo que es lo mismo, olvídate de alfombras y moquetas salvo que estén impecables.

- El blanco gana. En sábanas y toallas. No busques colores para ocultar manchas…o antigüedad. Nada denota mayor limpieza que el blanco. Por algo los hoteles lo utilizan siempre.

- El baño. Como dicen en mi casa, que se pueda comer en el suelo.

- La cocina. Renueva. Sartenes desconchadas, coladores viejos, cucharas de madera contaminadas de mil sabores y olores.

- El olor. Hay algo mejor que una casa que “huele a rico”?

Y por último, de verdad, ¿tú vivirías así?

Sin dudarlo, visto lo visto, lo mejor que te puede pasar a la hora de alquilar un apartamento de verano es tener IKEA cerca, y que el propietario lo haya visitado recientemente.

pat

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Continue Reading 0